Axiom Verge

Axiom Verge

Al borde de la perfección

Axiom Verge muestra sus influencias con orgullo, sin avergonzarse por ello. El juego, un shooter con plataformas, se inspira en clásicos como Metroid, Contra y Castlevania. Sus desarrolladores han creado un mundo abierto que se beneficia de todos estos elementos. El resultado, aunque novedoso, transmite un aire de nostalgia a los jugadores más veteranos gracias a sus inspiradores. Ver descripción completa

PROS

  • Unión de lo viejo y lo nuevo
  • Una música genial
  • Su interfaz
  • Historia genial

CONTRAS

  • A veces frustra

Excelente
9

Axiom Verge muestra sus influencias con orgullo, sin avergonzarse por ello. El juego, un shooter con plataformas, se inspira en clásicos como Metroid, Contra y Castlevania. Sus desarrolladores han creado un mundo abierto que se beneficia de todos estos elementos. El resultado, aunque novedoso, transmite un aire de nostalgia a los jugadores más veteranos gracias a sus inspiradores.

Exploración explosiva

Los primeros momentos de Axiom Verge evocan a la perfección la era y el estilo que imita. Las secuencias cinematográficas formadas por pixels nos exponen el argumento mientras que la música tiene esa imperfección característica de un cartucho de SNES o Mega Drive.

Este sentimiento de nostalgia nunca disminuye. Los primeros momentos del gameplay parecen haber sido extraídos directamente de Metroid, un juego clásico de Nintendo. Solo que en Axion Verge tenemos a un héroe confuso y obligado a salvar el día. Se llama Trace y acaba de despertar en un mundo oscuro y desolado, sin idea sobre lo que tiene que hacer para avanzar. Pero explora un poquito, o camina hacia la izquierda, y pronto descubrirás el primer objeto que necesitas para progresar.

Esta fórmula sirve de base para el resto de Axiom Verge. Descubrirás objetos en tus viajes que desbloquearán nuevas habilidades para avanzar por nuevos caminos. El juego alterna puzles ambientas con acción y plataformas.

Gracias a la precisión de los controles, Axiom Verge le permite mejorar sus inspiraciones. Su selección rápida de su vasto arsenal de armas y otras habilidades funciona gracias a la complejidad de los mandos modernos. Así que en lugar de recrear lo “divertido” (nótese la ironía) que era navegar por menús en juegos antiguos, aquí todo está a meros segundos de tu alcance.

Puedes asociar las armas de Trace a tu stick analógico derecho. Tanto si necesitas disparos explosivos como descargas eléctricas, puedes acceder a lo que quieras en seguida.

En la mayor parte del tiempo Axiom Verge es una experiencia fluida y moderna. Por desgracia retiene algunos elementos anticuados de sus influencias de la era de los 8-bits. Encontrar tu camino a veces depende de encontrar las pistas adecuadas en el entorno, o recordar dichas pistas encontradas hace unas horas. Parece fácil pero dado el tamaño del juego, muchas veces esta operación se torna frustrante.

Un viaje al pasado

El máximo exponente de este problema aparece junto con el cuarto jefe final. Al no darme cuenta que mi rayo disruptor (un curioso aparato que manipula la realidad de este mundo extraño) puede solidificar los líquidos, no veía cómo avanzar. Debido a este problema estuve una hora dando vueltas, escudriñando el entorno en busca de pistas sobre cómo avanzar.

El mapa no te ofrece ningún tipo de ayuda; ni indicaciones ni notas de ningún tipo (aunque puedes añadir las tuyas). Quizás ya estoy demasiado acostumbrado a los juegos modernos pero no me hubiese ido mal una función que me indicara la ruta correcta, incluso si aparece a la media hora de estar bloqueado.

Los jefes finales se van haciendo más grandes, dándome la sensación de que Trace es un enano. Todos ellos respetan la fórmula de puzles + acción de Axiom Verge. En lugar de pedirte grandes reflejos, estos monstrencos te exigen paciencia e inteligencia. A veces deberás descubrir cómo alcanzar con tu arma uno de sus puntos débiles, en otras ocasiones deberás crear bloques para protegerte de sus ataques devastadores… Si piensas un poquito lo lograrás.

Estas batallas colosales son mi parte favorita del juego. Axiom Verge incluso emula las ralentizaciones que sufrían las consolas de 16-bits cuando los monstruos eran demasiado grandes. A mí me encantan pero entiendo que pueda parecer raro para algunos.

Estos “problemas” encajan porque los gráficos combinan elementos clásicos y visuales. El estilo visual está a medio camino entre los 8 y los 16 bits. Este estilo se complementa con ciertos efectos modernos que nos revelan que Axiom Verge NO es un juego antiguo. Añadimos una banda sonora añeja y como resultado el juego consigue añadir frescura sin traicionar a lo que intenta emular.

Perfeccionando el pasado

Aunque Axiom Verge no ha solucionado todos los pecados heredados por sus antecesores, consigue crear una experiencia clásica que elimina muchas barreras frustrantes. Para los jugadores veteranos el título será un viaje nostálgico de lo más entretenido… hasta que se bloqueen.

Para los recién llegados, Axiom Verge será una muestra de cómo fueron las franquicias influyentes del pasado sin frustrarse por aquellos elementos de antaño que molestaban pero que no se podían eliminar por los problemas técnicos de la época.

Axiom Verge

Descargar

Axiom Verge